902 920 516  |  
martes, 14 de septiembre de 2021
Compradores inversion inmobiliaria Parcelas urbanas Safire Real Estate

Los nuevos propietarios: Autopromoción en construcción de obra nueva

Los nuevos propietarios lo tienen claro: la autopromoción en construcción de obra nueva es la manera más económica, menos estresante y relativamente rápida que existe para conseguir la verdadera casa de tus sueños. 

Una casa única y diferente a la del vecino. Si, eso existe. Se llama autopromoción, veamos en que consiste

La autopromoción como decimos se basa en construir y autofinanciar tu propia casa con tus medios y gestión. Evitas procesos, trámites y gestiones costosas que van a reducir tu inversión inicial, pero en contrapartida deberás aprender a gestionar cada fase del proceso. Por eso es muy importante tenerlo casi todo pensado, cada detalle cuenta y puede salirte caro olvidarlo (económicamente claro).


Especialmente en los inicios, motivo por el cual te recomendamos disponer de unos ahorros. Los vas a necesitar para los trámites iniciales evitando demoras en la construcción de tu vivienda de obra nueva.


Autopromoción en suelo urbano: como elegir la parcela ideal

Empecemos por la adquisición del terreno una vez ya hemos encontrado la parcela ideal para la construcción de nuestra vivienda. También los gastos de notaria y registro de este terreno: Cerciórate y pide consejo a tu arquitecto de que la ubicación, orientación y calificación oficial del terreno son las adecuadas. Tras revisar el Registro de la Propiedad, se procede a la compra del terreno e inscripción de la nueva escritura en el Registro.


En este punto se suele aconsejar la realización de un estudio geotécnico y un levantamiento topográfico, ya que el arquitecto encargado del proyecto inicial los va a necesitar como verás más adelante.


El proyecto de obra nueva de tu vivienda

Elegido y comprado el terreno para la autopromoción es ahora el momento de explicar al profesional las ideas y dibujitos en los manteles de papel del restaurante. Escoger el arquitecto que mejor encaje con nuestro proyecto y que cuente con un book de proyectos realizados afines. Un profesional que cuente además con aparejadores de confianza con los que puedas contar en la ejecución de la obra. Así como estar al día en temas de construcción y arquitectura sostenible y realizar un contrato por el servicio contratado.


La función principal del arquitecto es realizar el Proyecto Inicial para la obtención de la licencia de obra. También consejo y asesoramiento en cuanto al terreno, si aún no ha sido adquirido. El arquitecto es quién creará además, el Proyecto Final de Ejecución. Su tarea será certificada por el visado del pertinente Colegio de Arquitectos y tú tendrás la seguridad de que por esta parte, está todo perfectamente controlado.


Como comentado, a él deberemos entregarle la información relativa a la parcela urbana adquirida, un posible plano topográfico detallado, un estudio geotécnico entre otros documentos para que pueda solicitar las autorizaciones administrativas necesarias para la aprobación de la licencia de la obra.


El arquitecto será también el encargado de realizar el anteproyecto para poder empezar a presupuestar el coste real de la obra en cuanto a materiales, forma, etc. Finalmente, aprobado el proyecto por parte del ente municipal, el arquitecto realizará y entregará el Proyecto de ejecución de obra.


Edificación de la vivienda de autopromoción

Aprobados la licencia y proyectos iniciamos la fase de obra. Aquí intervienen muchos más protagonistas, llega el momento de actuar como un verdadero promotor y no dejar ningún cabo suelto en materia de contratos, presupuestos, fases de ejecución, y seguro de obra.


En esta fase el aparejador o arquitecto técnico, en conjunción con el arquitecto, organizará y coordinará la obra. Será el vigilante en materia de Seguridad y Salud. Y aunque tú seas el jefe de obra (prescindiendo así de la función y conste del promotor) la verdad es que la calidad de la ejecución de la construcción será siempre responsabilidad del aparejador.


Final de tu obra de autopromoción

Es imprescindible que sepas exactamente qué es el certificado de fin de obra, ya que se trata de un documento necesario cuando finaliza la obra para justificar que se ha realizado todo el proceso conforme estaba establecido en la licencia de obras. Este documento tiene que firmarlo el director de obra, que generalmente es el arquitecto, y el director de ejecución de obra, que es el arquitecto técnico, una vez que han finalizado todos los trabajos para acreditar que la obra está terminada.


El certificado de fin de obra es un requisito necesario para conseguir la cédula de habitabilidad y la licencia de primera ocupación que concede el ayuntamiento donde está ubicada la vivienda. Así pues, todos estos documentos son imprescindibles, porque sin ellos no puedes dar de alta los suministros de tu piso de obra nueva y, por tanto, no puedes entrar a vivir en ella. Aun así, y a pesar de que te parezca un proceso largo, con muchos trámites y estresante, si juegas bien tus cartas es seguro que la recompensa final superará la casa de tus sueños.


Si no quieres renunciar a tu sueño de ser propietario la autopromoción en construcción de obra nueva es tu mejor opción en estos momentos. Una buena alternativa además para conseguir tu propia vivienda, ya que ahorrarás en promotora y si eres ágil y te dejas aconsejar, puedes incluso conseguir reducciones en materiales y mejores precios. Además, podrás escoger todos los detalles de tu vivienda, que se adaptará a tus gustos y preferencias con mejores calidades que una vivienda realizada en cadena. Claro está que para ello debes conocer mucho y mejor el proceso en el que te hemos iniciado hoy: cómo y dónde escoger el terreno, arquitecto, trámites y asesoramiento... ¿Hablamos?